Génesis 46 - La familia de Jacob se traslada a Egipto

A. La familia se traslada a Egipto.

            1. (1-4) Dios habla a Jacob en el camino a Egipto.

Salió Israel con todo lo que tenía. Cuando llegó a Berseba ofreció sacrificios al Dios de su padre Isaac. Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: —Jacob, Jacob. Él respondió: —Aquí estoy.  Entonces Dios dijo: —Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas descender a Egipto, porque allí haré de ti una gran nación. Yo descenderé contigo a Egipto, y yo también te haré volver; y la mano de José cerrará tus ojos.

a. Partió Israel con todo lo que tenía y vino a Berseba: Este era el puesto al sur más avanzado de la Tierra Prometida en el camino hacia Egipto. Se detuvo allí para honrar a Dios con sacrificios.

i. Tanto Abraham (Génesis 22:19) como Isaac (Génesis 26:23) vivieron un tiempo en Berseba.

ii. El abuelo de Israel, Abraham plantó un tamarisco en Berseba muchos aĖos antes y lo había llamado en el nombre del SeĖor, (Génesis 21:33). Isaac recibió una promesa especial de Dios y construyó un altar para el sacrificio invocando el nombre del SeĖor (Génesis 26:24-25). Es probablemente que en este mismo lugar Israel hizo el sacrificó.

b. Dios habló a Israel en visiones en la noche: Más de 40 aĖos antes, cuando Jacob estaba a punto de salir de la tierra prometida, Dios le habló en un sueĖo (Génesis 28:12-17). Ahora, cuando está a punto de abandonar la tierra de nuevo, Dios de nuevo le trae consuelo a través de un sueĖo.

c. No tengan miedo de ir a Egipto: Esto indica que Israel tenía miedo de ir a Egipto. Jacob pudo haber recordado que antes Abraham había ido a Egipto en una época de hambre eso fue una manifestación de su incredulidad y otras malas eventualidades vinieron de él (Génesis 12:10-20). También puede haber recordado lo que Dios le dijo a su padre Isaac que no fuera a Egipto (Génesis 26:2).

i. Además, Jacob sabía que Dios le dijo a Abraham que sus descendientes serían extraĖos en una tierra que no es suya que serian esclavos allí y serian oprimidos cuatrocientos aĖos (Génesis 15:13). Cuando Jacob llevó a su familia en esta tierra extranjera, no sabía lo que le deparaba el futuro pero al mismo tiempo, sabía que el futuro estaba en manos de Dios.

d. Yo haré de ti una gran nación: Dios le dijo a Israel cual era su propósito al llevar a esta gran familia o clan a Egipto. Debido a la naturaleza exclusiva y  segregada de la vida egipcia, los descendientes de Israel podrían crecer allí como una distinta y gran nación. Egipto se convertirá en "el vientre de la madre", de Israel como una nación.

            2. (5-27) Listado de la familia de Jacob que vinieron con él a Egipto.

Jacob salió de Berseba; y subieron los hijos de Israel a su padre Jacob, a sus niĖos y a sus mujeres en los carros que el faraón había enviado para llevarlo. También tomaron sus ganados y los bienes que habían adquirido en la tierra de Canaán, y fueron a Egipto Jacob y toda su descendencia consigo: sus hijos y los hijos de sus hijos; y sus hijas y las hijas de sus hijos. A toda su descendencia llevó consigo a Egipto.  Éstos son los nombres de los hijos de Israel que entraron en Egipto, Jacob y sus hijos: Rubén, primogénito de Jacob. 9 Y los hijos de Rubén: Hanoc, Falú, Hezrón y Carmi. Los hijos de Simeón: Jemuel, Jamín, Ohad, Jaquín, Zohar y Saúl, hijo de la cananea. Los hijos de Leví: Gersón, Coat y Merari. Los hijos de Judá: Er, Onán, Sela, Fares y Zara; pero Er y Onán murieron en la tierra de Canaán. Y los hijos de Fares fueron Hezrón y Hamul. Los hijos de Isacar: Tola, Fúa, Job y Simrón. Los hijos de Zabulón: Sered, Elón y Jahleel. Éstos fueron los hijos de Lea, los que dio a luz a Jacob en Padan-aram, y además su hija Dina; treinta y tres las personas todas de sus hijos e hijas. Los hijos de Gad: Zifión, Hagui, Ezbón, Suni, Eri, Arodi y Areli. Los hijos de Aser: Imna, Isúa, Isúi, Bería y Sera, hermana de ellos. Los hijos de Bería: Heber y Malquiel. Éstos fueron los hijos de Zilpa, la esclava que Labán regaló a su hija Lea, le dio a luz a Jacob; en total dieciséis personas. Los hijos de Raquel, mujer de Jacob: José y Benjamín. A José le nacieron en la tierra de Egipto Manasés y Efraín, los que le dio a luz Asenat, hija de Potifera, sacerdote de On. Los hijos de Benjamín fueron Bela, Bequer, Asbel, Gera, Naamán, Ehi, Ros, Mupim, Hupim y Ard. Éstos fueron los hijos de Raquel, que nacieron a Jacob; en total catorce personas. Los hijos de Dan: Husim.  Los hijos de Neftalí: Jahzeel, Guni, Jezer y Silem. Éstos fueron los hijos que Bilha, la que dio Labán a Raquel, su hija, dio a luz de Jacob; en total siete personas. Todas las personas que llegaron con Jacob a Egipto, nacidas de él, sin contar las mujeres de los hijos de Jacob, todas ellas fueron sesenta y seis. Y los hijos de José, que le nacieron en Egipto, dos personas. Todas las personas de la casa de Jacob que entraron en Egipto fueron setenta

a. Todos sus descendientes que trajo con él a Egipto: Esto demuestra la gran fe que tenía Israel. Él trajo a toda la familia a Egipto. Nadie se quedó atrás para continuar su presencia en Canaán. Jacob sabía que estaría de vuelta.

b. Los hijos de Judá fueron: Los hijos de Judá son de especial interés porque este es el linaje mesiánico. La línea de descendencia hasta el momento es la siguiente: Abraham - Isaac - Jacob - Judá - Farez - Hezrón (Lucas 3:33-34).

c. Todas las personas de la casa de Jacob que fueron a Egipto, eran setenta: El número total de varones de este clan fue de 70 - 66, más el propio Jacob, José, y sus dos hijos. Esta gran familia se convertirá en una nación de más de dos millones durante los próximos 400 aĖos.

i. Al igual que muchas grandes obras de Dios, Israel tuvo un comienzo lento.

Š       Desde el tiempo que Dios llamó a Abraham, le tomó por lo menos 25 aĖos para agregar un hijo Isaac

Š       Se llevó a Isaac de 60 aĖos a aĖadir otro hijo de Israel Jacob

Š       Le tomó 50 o 60 aĖos a Jacob para aĖadir 12 hijos y una hija

Š       Sin embargo, en 430 aĖos, Israel salió de Egipto con 600.000 hombres

Š       Le llevó a esta familia, 215 aĖos para crecer de uno a 70, pero en otros 430 aĖos ellos crecieron a dos millones.

ii. En Hechos 7:14, Esteban dice que hay 75 que entraron en Egipto. Esto se debe a Esteban cita la versión Septuagésima del Antiguo Testamento, que dice 75. El número en la Septuagésima no es malo, solo que llega de una manera diferente, específicamente la adición de otros cinco hijos (o nietos) de José nacidos en Egipto.

B. La familia se instala en la tierra de Gosén.

            1. (28-30) El emotivo encuentro entre José y su padre.

Envió Jacob a Judá delante de sí a José, para que lo viniera a ver en Gosén; y llegaron a la tierra de Gosén. José unció su carro y fue a recibir a Israel, su padre, en Gosén. Al verlo, se echó sobre su cuello, y sobre su cuello lloró largamente. Entonces Israel dijo a José: —Muera yo ahora, ya que he visto tu rostro y sé que aún vives.

a. Luego envió a Judá delante de sí a José, para seĖalar el camino delante de él: era justo que Judá, el de la línea mesiánica, acompaĖara a Israel en Gosen, la tierra de la abundancia.

b. Muera yo ahora, ya que he visto tu rostro y se aun vives: Esta reunión de Israel con José es más de lo que nunca soĖó antes. Este es un cambio dramático de todas las cosas están en mi contra (Génesis 42:36).

2. (31-34) José le dice a su familia del plan para solicitar la zona de Gosen.

Luego José dijo a sus hermanos y a la casa de su padre: —Subiré y lo haré saber al faraón; le diré: “Mis hermanos y la casa de mi padre, que estaban en la tierra de Canaán, han venido a mí. Los hombres son pastores de ovejas, hombres ganaderos; han traído sus ovejas, sus vacas y todo lo que tenían.” Y cuando el faraón os llame y os pregunte: “ņCuál es vuestro oficio?”, entonces diréis: “Hombres de ganadería hemos sido nosotros tus siervos, desde nuestra juventud hasta ahora, nosotros y nuestros padres.” Así podréis habitar en la tierra de Gosén, porque para los egipcios es abominación todo pastor de ovejas.

a. Cada pastor es una abominación para los egipcios: Los egipcios fueron agricultores, en el sentido de los cultivos agrícolas. A su juicio, las ovejas eran sucias y por lo tanto detestaban a los pastores.


© 2006 David Guzik - No distribuirse más allá del uso personal o con fines de lucro, sin autorización.